Lea el artículo científico de AB21® completo:

¿Quién puede beneficiarse de AB21®?

Gracias a los beneficios de AB21® y a su eficacia clínicamente testada, varios perfiles de paciente pueden beneficiarse del probiótico:

Personas con episodios recurrentes de gripe o resfriado

Las personas que, por varios motivos, como defensas bajas o exposición a microbios, tienen episodios recurrentes de gripe o resfriado pueden beneficiarse de un tratamiento con AB21® preventivo.

Niños/as con infecciones respiratorias víricas recurrentes

El 23% de los niños y niñas tiene infecciones respiratorias víricas recurrentes principalmente en época invernal, pudiendo llegar a 10-12 episodios al año. Además las infecciones respiratorias víricas representan el 80% del absentismo escolar.

Niños/as con otitis o bronquitis frecuente

Las infecciones bacterianas que afectan al niño principalmente en época invernal van precedidas de infecciones respiratorias víricas de vías altas. El tratamiento de estas infecciones víricas y la estimulación del sistema inmune ayudarían a prevenir las complicaciones posterioris con el consecuente uso de antibióticos.

Pacientes con enfermedades respiratorias crónicas

Adultos: principalmente ancianos, con patologías respiratorias crónicas que incluyen asma o enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC). Esta población tiene el sistema inmunitario debilitado y AB21® puede protegerlo y defenderlo

Pacientes con comorbilidades

Personas que tienen hipertensión, diabetes, obesidad o insuficiencia cardíaca, enfermedades crónicas que también contribuyen a un mayor riesgo de infección vírica y a un apoyo inmunitario menor.

Personas de alto riesgo que se vacunan

Las personas que se vacunan contra la gripe o la COVID-19 pueden beneficiarse de esta protección adicional. Sobre todo, las personas mayores o los profesionales sanitarios que tienen un riesgo mayor de infección.
AB21® está respaldado por un ensayo clínico aleatorizado, de doble enmascaramiento, controlado con placebo realizado con pacientes de COVID-19 leve o moderado.

AB21® se toma una vez al día durante como mínimo 1 mes. La duración del tratamiento se puede ampliar durante el tiempo que sea necesario, porque el probiótico es totalmente seguro

AB21® puede recomendarse en las siguientes situaciones:

Para los pacientes que han dado positivo en una prueba para infección de virus, tras la prueba en un laboratorio acreditado y la confirmación del médico.

Reforzar la función inmunitaria cuando aparecen los primeros síntomas de la infección vírica

En aquellos casos en los que se incrementa la exposición potencial a virus (interacciones sociales, viajes, etc.)

Potenciar la respuesta inmune cuando el sistema inmunitario se pone a prueba, como tras la vacunación.

Los pacientes con COVID-19 leve o moderada se beneficiarán mucho más de AB21®, ya que es el primer probiótico que se ha probado para mejorar los síntomas de la COVID-19 y ayuda a reducir el riesgo de infección.